No todo es del mismo color


26.10.11




No importa cuánto tiempo te tenga, sigo extrañándote. No importa que me sonrías por un minuto, sigo necesitándolo. No importa cuántas veces me molesten con tu nombre, sigo adorándolo. No importa lo cursi que parezca como pienso, sigo pensando. No importa cuántas veces me digan los demás “NO”, por alguna razón siempre digo si, aunque no esté muy segura. No importa cuántas veces sueñe contigo, nunca serán suficientes.
¿Acaso no importa nada?
No importa cuántas veces mi cerebro diga no, mi corazón sigue diciendo sí.



Pero ¿Cuál será el costo? ¡A la mierda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada