No todo es del mismo color


17.9.11




No pido ser una princesa de un reino lejano, ni pido tampoco un cuento de hadas, no pido ser la cenicienta ni tampoco ser Rapunzel, no pido que me salves de un dragón, tampoco pido que me bajes la luna, no pido que dejes todo lo demás por mí, no pido que me des joyas cada día, no pido nada de eso.

Lo único que pido es que me ames, me ames tanto como te amare yo a ti, pido tu sonrisa todos los días y pido tu confianza, pido que cada mañana me despiertes con un buenos días y que cada día sea tan perfecto como el anterior, y si en algún momento llegamos a pelear nos reconciliemos por el simple hecho de que el orgullo no existirá de esa manera entre nosotros.

Pero supongo que todo lo que quiero se redondea a algo… Quiero que me ames como yo te amare a ti.





Ahora, solo debo esperar a encontrarte. 



1 comentario: